GEIJ, KHED DPRK RPDC, Naenara, Osasuna | Salud

Desastres naturales y Derechos Humanos en la República Popular Democrática de Corea

Damnificados por diluvio residen en las sedes del Comité del Partido y el Popular

La protección de la vida de su población de desastres naturales por parte del Estado constituye uno de los problemas primordiales en asegurarle los derechos humanos.

De ahí que la República Popular Democrática de Corea practica la política de derechos humanos y toma las medidas destinadas a proteger de desastres naturales la vida y los bienes de los habitantes.

En agosto y septiembre del año presente, debido a las sucesivas inundaciones y ciclones, varias regiones de las provincias Hwanghae del Sur y el Norte, Hamgyong del Sur y el Norte sufrieron simultáneamente enormes daños.

Numerosas casas se destruyeron y no pocos edificios públicos y tierras cultivadas se inundaron. Frente a esta situación tan crítica la RPDC tomó las urgentes medidas estatales para la rehabilitación de los daños.

Sin más demora se tomaron medidas para la formación de fuerzas constructivas y el aseguramiento de materiales a enviar a las zonas damnificadas gracias a lo cual las manos de obra, los alimentos, los materiales y los medicamentos llegaron a su destino por vías terrestre y marítima.

Como resultado, el 17 de septiembre tuvo lugar la mudanza a nuevas viviendas en la comuna Kangbuk del distrito Kumchon de la provincia Hwanghae del Norte, disipando las huellas de las calamidades naturales. Seguidamente, en varias zonas que habían sido perjudicadas por desastres naturales, los trabajadores ordinarios se anidaron en nuevas casas construidas y distribuidas gratis por el Estado.

En los últimos años la RPDC sufrió no pocos desastres naturales tales como las pérdidas causadas por la inundación de las zonas de Kaechon y Komdok en 2012, la de la ciudad de Rason en 2015, la de las regiones norteñas de la provincia Hamgyong del Norte en 2016 y el ciclón en varias regiones de la provincia Hwanghae del Sur en 2019.

En estas ocasiones prestó la atención primordial a estabilizar la vida de los habitantes damnificados.

A fin de proteger de los fenómenos naturales catastróficos y demás factores la vida del pueblo y los bienes del Estado, la entidad cooperativa y social y el ciudadano siguió modificando y suplementando la “Ley de la prevención, el socorro y la rehabilitación de desastres de la RPDC” y asegura realmente una vida estable a todos los habitantes.

La sucesiva mudanza a nuevas viviendas en las zonas perjudicadas de la RPDC sirve de pauta de la materialización de auténticos derechos humanos.

El 10 de diciembre es Día Mundial de los DDHH.

Naenara

Dejar una respuesta