GEIJ, Historia, KHED DPRK RPDC, Naenara

Primera diputada a la Asamblea Popular Suprema

Se trata de la mujer Kim Tuk Ran (julio de 1913-abril de 2010), primera diputada a la Asamblea Popular Suprema de la República Popular Democrática de Corea.

Antes de la liberación del país (agosto de 1945), cuando ella nació como octava hija, su madre se sintió acongojada, porque la situación miserable de la familia y el machismo arraigado no prometían el futuro de su niña.

Pero, la restauración del país inspiró a su hogar el júbilo de una vida dichosa.

La promulgación de la Reforma Agraria (marzo de 1946), la Ley del Trabajo (junio de 1946) y la Ley de la Igualdad de los derechos del hombre y la mujer abrió a todas las mujeres coreanas un camino hacia un luminoso porvenir y les estimuló a consagrarse a la construcción de una nueva patria.

En aquel tiempo Tuk Ran se desempeñó como presidenta del comité de la Unión de Mujeres en la comuna Raeha del distrito Thaechon de la provincia Phyong-an del Norte, en tanto que exhortó a las mujeres a materializar la línea de construcción del país presentada por el Presidente Kim Il Sung.

Durante la Guerra de Liberación de la Patria (julio de 1950-junio de 1953), se consagró a la producción de cereales y luchó valientemente en defensa de su tierra natal. En ese período perdió al último y único hijo de 2 años de edad por el ataque aéreo enemigo.

Más tarde, fungió como vicepresidenta del comité popular provincial y otros cargos importantes, mientras desplegó las actividades exteriores en la palestra internacional.

Fue a principios de la década de 1970 cuando tuvo lugar en Japón una conferencia de la Unión Interparlamentaria. En la reunión participó la delegación coreana y entre sus miembros estaba Tuk Ran, vicepresidenta de la Asamblea Popular Suprema de la RPDC, quien llamó la atención de los extranjeros. Estos le preguntaron de qué universidad se graduó y cómo se hizo vicepresidenta.

Ella les contestó:

“Soy trabajadora procedente de una familia ordinaria. Si yo, otrora criada de cocina, puedo disfrutar de una vida digna como vicepresidenta de la APS, es porque vivo en el regazo de la República que tiene en alto estima los derechos de las mujeres.”

Kim Tuk Ran trabajó como diputada a la APS, órgano supremo de poder, durante 30 años, de los cuales 13 años como su vicepresidenta.

Formó a sus seis hijos como excelentes creadores del sector literario y artístico.

Su trayectoria de vida demuestra evidentemente cómo las mujeres coreanas humilladas y despreciadas tanto en las familias como en la sociedad se convirtieron en protagonistas del país.

Naenara

Dejar una respuesta