MINREX

En la Unión Europea se vulneran los derechos humanos con la discriminación racial, maltrato a los refugiados y violencias policiales entre otros

Declaración oral del portavoz de la Asociación de Estudio de los Derechos Humanos de Corea

El 17 de marzo la Unión Europea (UE) presentó otra vez más un llamado “proyecto de resolución” que cuestiona malignamente la situación de derechos humanos de República Popular Democrárica de Corea (RPDC) a la sesión 49 del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

El “proyecto de resolución de derechos humanos” contra la RPDC, que presenta la UE cada año, es un documento intrigante y falsificado penetrado por una negación inveterada y hostilidad extrema contra nuestro país.

La farsa de presentación del “proyecto de resolución de derechos humanos” contra la RPDC, interpretada esta vez por la UE, constituye un acto que demuestra claramente la conducta de doble cara y doble rasero de esta unión que pretende inculcar la atmósfera de confrontación negando obstinadamente la política de aseguramiento de derechos humanos de nuestro Estado y su realidad que tienen como su esencia el espíritu de dar primacía a las masas populares.

Nuestro estándar de derechos humanos es el pueblo y todas las actividades de nuestro Estado están dirigidas completamente a la protección y la realización de las demandas y los intereses del pueblo.

Es un hecho conocido por todo el mundo que la UE, siguiendo activamente la política hostil de EE.UU. en contra de la RPDC, echó abajo el diálogo y la cooperación de derechos humanos entre la RPDC y la UE, que estaban en plena marcha, y despliega la campaña de “derechos humanos” contra la RPDC como un evento anual cada año desde que presentó sorpresivamente el “proyecto de resolución” a la sesión 59 del Comité sobre los Derechos Humanos de la ONU.

Los países de la UE no podrán imaginar ni imitar la realidad en que, pese a las grandes calamidades causadas por la pandemia maligna global, se realizan enérgicamente. Ejemplo de ello son las construcciones de las viviendas de gran escala para trabajadores ordinarios y la Ley de Crianza de la Infancia, para el aseguramiento de las condiciones de crianza mejoradas aún más para las niñas y niños que crecen, fue adoptada como política de máxima importancia del Estado.

El lugar donde se lleva a cabo la política de noble virtud de consagración para el pueblo y todo el pueblo, verdadero dueño del Estado y la sociedad, ejerce y disfruta a plenitud la verdadera libertad y derechos en todos los sectores es justamente nuestra sociedad socialista.

El hecho de que los países de la UE donde ocurren uno tras otro los horribles actos de violación de derechos humanos con el racismo, discriminación racial, maltratos de los refugiados, violencias policiales, asesinatos y abusos sexuales profundamente arraigados, digan esto o lo otro contra el país ideal del pueblo, es algo sumamente ridículo.

Es nuestra inconmovible posición no perdonar ni lo más mínimo a los que ofenden nuestros derechos humanos que son nuestros derechos nacionales, sea quien sea, y enfrentarnos intransigentemente hasta el final.

La UE tendrá que considerar bien sobre las consecuencias que acarrearán sus imprudentes escándalos de “derechos humanos”.

Pyongyang, 18 de marzo del año 111 (2022) de la era Juche

Dejar una respuesta