Hoy en día, en el Sur de Corea se pisotean cruelmente la democracia, los derechos humanos y la aspiración de los habitantes surcoreanos a la nueva política y la nueva vida, lo que se debe enteramente a la banda títere del Sur de Corea.

Así subraya Rodong Sinmun en un artículo individual divulgado este viernes y continúa:

La gobernación dictatorial de las fuerzas surcoreanas en poder se caracteriza por el malvado fascismo que extermina totalmente la libertad y los derechos democráticos de los habitantes.

El régimen político del Sur de Corea es el más cruel sistema fascista y dictatorial, totalmente contrario a la demanda independiente y la aspiración democrática de los habitantes.

La dominación policíaca del traidor Syngman Rhee, la dictatorial de “Yusin” caracterizada por la infame política de inteligencia y terror, la dictadura militar de “quinta y sexta república” que asfixió la democracia con tanques, la gobernación fascista “civil”, la dictadura “pragmática” que revitalizó la época de la pasada dictadura militar y otros, revelan tal como es el aspecto fascista de la política de los títeres surcoreanos.

El actual poder del Sur de Corea consiste en la dictadura de “Yusin”.

Con la dominación fascista y dictatorial, la banda títere viola y pisotea sin piedad hasta el derecho de existencia de los habitantes.

La actual mandataria, antes de un semestre de su mandato, revocó o redujo casi la mitad de más de 200 promesas relacionadas con la economía y la vida de los habitantes y defiende sólo el interés de una minoría de plutócratas y otros privilegiados en todas las esferas como la política, económica, militar, cultural y la vida social.

Cada cual responde por sus actos.

Se contará sin falta el crimen de la banda títere que con la dictadura fascista pisotea cruelmente la libertad democrática y los DDHH de los surcoreanos.

KCNA