El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, partió el día 6 de esta capital por el avión de uso exclusivo al concluir exitosamente su visita a Corea cumplimentando la invitación del Máximo Dirigente del partido, el Estado y el ejército, Kim Jong Un, Presidente del Partido del Trabajo de Corea y del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea.

El Máximo Dirigente Kim Jong Un y su señora Ri Sol Ju acogieron con hospitalidad en el aeropuerto a Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez y su señora Liz Cuesta Peraza.

El Máximo Dirigente y su señora esperaron en el aeropuerto para despedir al matrimonio del Presidente cubano.

Salieron al mismo lugar Kim Yong Nam, miembro del Presidium del Buró Político del CC del PTC y presidente del Presidium de la Asamblea Popular Suprema de la RPDC, Choe Ryong Hae, miembro del Presidium del BP del CC del PTC y vicepresidente del Comité de Estado de la RPDC y del CC del PTC, Pak Pong Ju, miembro del Presidium del BP del CC del PTC, vicepresidente del CE y primer ministro de la RPDC, Ri Su Yong y Pak Thae Song, miembros del BP y vicepresidentes del CC del PTC, Ri Yong Ho, miembro del BP del CC del PTC y ministro de Relaciones Exteriores, Kim Nung O, miembro suplente del BP del CC del PTC y presidente del Comité del PTC en la Ciudad de Pyongyang, Ri Ryong Nam, viceprimer ministro de la RPDC, y Ma Chol Su, embajador coreano en Cuba.

También figuraban el general de ejército de las fuerzas terrestres Kim Su Gil, jefe de la Dirección Política General del Ejército Popular de Corea, el general de ejército de las fuerzas terrestres Ri Yong Gil, jefe del Estado Mayor General del EPC, el general de ejército de las fuerzas terrestres No Kwang Chol, ministro de las Fuerzas Armadas Populares, y otros comandantes del EPC.

Cuando el mandatario cubano y su señora bajaron del auto, el Máximo Dirigente y su señora intercambiaron saludos con el apretón de manos expresando el sentimiento de gran amistad.

Tuvo lugar en el aeropuerto la ceremonia de despedida en honor del mandatario cubano.

Los matrimonios de los Líderes de los dos países saludaron a los miembros de la delegación cubana y a los cuadros del partido, el Estado, el ejército de Corea, que se encontraban allí para la despedida, respectivamente.

Expresando gran lástima por el momento de separación del Presidente cubano con quien ha establecido la amistad más sincera durante su corta estancia de dos noches y tres días, el Máximo Dirigente dijo que esperaría con mucho deseo el día de reencuentro y formula votos por la buena salud y felicidad del dignatario cubano y éxitos continuos en sus tareas.

Deseó el buen viaje al visitante diciendo que en cualesquier circunstancias, al lado del pueblo y el mandatario cubanos estarán siempre él, el partido y pueblo coreanos.

El Presidente cubano apuntó que no puede olvidar esta visita en que fue tratado con máximo privilegio y agasajo. Continúo que regresa guardando en el corazón la calida fraternidad y amistad del estimado Compañero Kim Jong Un y el pueblo coreano.

Los Líderes de los dos países estrecharon las manos y abrazaron fuertemente prometiendo impulsar por el camino de victoria la construcción socialista de ambos países sin soltar nunca estas manos que levantan juntas la bandera del socialismo.

El Máximo Dirigente y su señora agitaron largo tiempo sus manos hacia el avión con el matrimonio del dignatario cubano a bordo reflejando su sincero y cordial saludo que le mandan al hermano pueblo cubano.

KCNA