Cultura, GEIJ, Socialismo

Primero de Mayo en la Corea socialista

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los coreanos conmemoraron significativamente la fiesta internacional de los trabajadores del mundo.

Los pobladores visitaron el Palacio del Sol Kumsusan, supremo lugar del Juche, donde están conservados los restos de los grandes Líderes Kim Il Sung y Kim Jong Il y les rindieron homenaje ante sus retratos.

Funcionarios y trabajadores depositaron cestos y ramos de flores ante las estatuas y retratos de los líderes antecesores colocados en la capitalina colina Mansu y otros lugares del país.

Tuvieron lugar las funciones artísticas en los teatros y las escenas al aire libre de Pyongyang y otras localidades.

Se efectuaron funciones de música y danza del Conjunto Artístico Mansudae en el Gran Teatro de Pyongyang Este; el concierto de la Orquesta Sinfónica Nacional en el Teatro Moranbong; el espectáculo de música y escenas inolvidables de las óperas revolucionarias en el Gran Teatro de Pyongyang; el drama revolucionario “Inmolación en la Conferencia Internacional” en el Teatro Nacional de Drama y las piezas del Conjunto Circense Nacional en el Circo de Pyongyang.

Los artistas del Conjunto Nacional de Arte Tradicional pusieron en escena varias piezas como el concertó de instrumentos nacionales, canciones y bailes que infunden los sentimientos nacionales.

Los grupos de propaganda artística de varias entidades de trabajadores ofrecieron funciones artísticas en distintos lugares urbanos.

Hubo similares actividades en las provincias de Pyong-an del Norte y el Sur, Jagang, Hamgyong del Norte y otras localidades.

Se efectuaron juegos deportivos y recreativos en la Fábrica de Materiales Acero de Chongjin, la Fábrica de Accesorios de Tractores de Haeju, la Granja Cooperativa de Migok de la ciudad de Sariwon, etc.

Funcionarios de las provincias, ciudades, distritos, fábricas, empresas y granjas felicitaron a científicos, técnicos y trabajadores de méritos laborales por la fiesta.

Los cuadros del Partido y el gobierno de la República Popular Democrática de Corea visitaron el Primero de Mayo obras importantes de la construcción socialista para felicitar a los trabajadores.

Choe Ryong Hae, primer vicepresidente del Comité de Asuntos Estatales y presidente del Presidium de la Asamblea Popular Suprema de la RPDC; Ri Pyong Chol, vicepresidente de la Comisión Militar Central y secretario del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea; y Kim Tok Hun, primer ministro de la RPDC, todos miembros del Presidium del Buró Político del CC del PTC, acudieron al campo de la construcción de viviendas para 10 mil núcleos familiares de la capital, el Complejo de Acero Chollima y otros lugares para celebrar la fiesta junto con los constructores y los obreros.

Cuadros del Partido y el gobierno y funcionarios del Consejo de Ministros y las instituciones del Partido y el poder a todos los niveles felicitaron a los obreros, campesinos e intelectuales en los campos de construcción de la capital, el Complejo de Cemento de Sangwon, la Fábrica Textil Kim Jong Suk de Pyongyang, la Granja Cooperativa de Taechong del distrito de Unpha, la Fábrica de Fertilizantes Fosfóricos de Sunchon, el Complejo Siderúrgico Kim Chaek, etc.

En el campo de construcción de las viviendas para 10 mil núcleos familiares de la ciudad de Pyongyang y el del reparto residencial con terraza en ribera del Pothong, los cuadros estimularon a los constructores de varias unidades trabajando junto con ellos.

En las fábricas, empresas, granjas, etc. de distintas localidades, ellos rindieron homenaje al Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il tras colocar cestos y ramos de flores ante los murales de mosaico con sus imágenes.

Recorriendo los talleres de producción, albergues de obreros y otros puntos, se reunieron con los innovadores de trabajo y les exhortaron a alcanzar los cambios reales y los éxitos sustanciales dando acicate a la marcha del primer año del nuevo Plan Quinquenal con el espíritu de lucha manifestado por los héroes del período de la rehabilitación posbélica de la década de 1950 y de la época de Chollima.

El mismo día, ellos realizaron con los trabajadores los juegos deportivos y recreativos como el voleibol, el tenis de mesa y yut (juego folclórico) y vieron las funciones de los grupos de agitación artística móvil.

Los periódicos centrales publicaron el Primero de Mayo sendos editoriales dedicados al aniversario 131 del Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores.

Los trabajadores, la clase obrera, trabajadores agrícolas e intelectuales de Corea hacen brillar la vida digna y valiosa gozando de generación en generación la fortuna de contar con excelentes líderes, señala el diario Rodong Sinmun y prosigue:

La idea y la línea del líder y el proyecto y la decisión del Partido constituyeron la verdad absoluta y la práctica para los trabajadores coreanos.

En la marcha de la nueva centuria del Juche, ellos cumplen magníficamente su misión histórica avivando furiosamente las llamaradas de la materialización de la idea del Partido y la defensa de sus políticas.

La fidelidad infinita y la lucha heroica de todos los trabajadores, que acatan la idea y la dirección del Partido y trabajan con abnegación por materializar las políticas partidistas, sirven del factor principal que permite convertir la RPDC en el baluarte de la independencia y el socialismo.

Hoy en día, el Partido del Trabajo de Corea traza enormes operaciones de la construcción de la patria próspera, confiando firmemente en la inagotable fuerza creadora y sabiduría del firme y diligente pueblo.

En el Plan Quinquenal presentado en el VIII Congreso del PTC están reflejadas la confianza absoluta en los trabajadores coreanos, que crean milagros, levantándose como un solo ser humano en respuesta al llamamiento del Partido, y la voluntad firme de alcanzar la prosperidad general del Estado con las propias fuerzas y esfuerzos.

El futuro radiante de la Corea socialista está en materializar estrictamente la resolución del Congreso del PTC desarrollando con dinamismo la marcha general de todo el pueblo según el propósito del Partido.

A su vez, el periódico Minju Joson exhortó a todos a demostrar patentemente el ímpetu heroico y el modo de lucha de los trabajadores de la Corea del Juche en la marcha general para lograr nueva victoria del socialismo al estilo coreano según el maravilloso proyecto trazado por el VIII Congreso del Partido.

Inolvidables proezas de las trabajadoras coreanas

Son incontables las mujeres coreanas que sacrifican todo lo suyo por el país al igual que los hombres.

Entre ellas está Yun Kyong Ryul, que ha trabajado como camionera durante varios decenios, desde su juventud.

En el tiempo posbélico, ella logró reparar un camión averiado de gravedad con el deseo de aportar a la reconstrucción.

Son inolvidables las mujeres de Kangson donde se desarrollaba la lucha por producir 10 mil toneladas de acero más en acato al llamamiento del Presidente Kim Il Sung y las agricultoras quienes en los días de guerra, sembraban semillas rellenando las hoyas abiertas por el bombazo con las tierras transportadas a cuestas.

Ellas triunfaron en la pasada guerra coreana defendiendo con tal espíritu la retaguardia en lugar de sus esposos e hijos enviados al frente.

Una militante del Partido de Rakwon dijo al Presidente que, una vez triunfado en la guerra, no será un problema para el pueblo coreano la reconstrucción posbélica. Esta fue la voluntad unánime de todas las coreanas de aquél tiempo.

Durante un lustro, después de la liberación de Corea (15 de agosto de 1945) y los 3 años de guerra (1950-1953), ellas adquirieron la convicción de que saldrán victoriosas sin falta si cuentan con el Presidente Kim Il Sung y hay la felicidad de su familia y el futuro de sus hijos en llevar a la realidad el propósito de él.

Continúa de generación en generación la tradición de las abanderadas de Chollima y las heroínas.

Decenas de obreras de la Hilandería Kim Jong Suk, de Pyongyang, cumplieron el plan de primer semestre de este año, antes del fin de marzo y una científica del Instituto Superior de Arquitectura de Pyongyang inventó el tonificante de árbol que permite elevar la proporción de radicación.

Muchas muchachas solicitan trabajar en los sectores difíciles o como maestras en los puestos militares en islotes y poblados montañosos.

Las trabajadoras de distintos dominios de la economía nacional viven dignamente como revolucionarias encargadas de una rueda de la revolución, anteponiendo los asuntos estatales a los hogareños.

ACNC

Dejar una respuesta