GEIJ, Kim Jong Un

Kim Jong Un se reúne con veteranos y con trabajadores de conservación histórica de la guerra

El estimado camarada Kim Jong Un, Secretario General del Partido del Trabajo de Corea y Presidente de Asuntos Estatales de la República Popular Democrática de Corea, se reunió el día 28 en la explanada frente al Monumento a la Victoria en la Guerra de Liberación de la Patria con los participantes en la VIII Conferencia Nacional de Veteranos de Guerra, quienes celebraron significativamente el día de gran victoria en la guerra, y se retrató con ellos.

La sede de filmación estuvo colmada de la fuerte veneración al Secretario General quien presenta a los veteranos de guerra como generación más heroica que ha sentado el cimiento de la RPDC, invulnerable ante los vientos y mareas de la historia, y como paradigmas del gran e indoblegable pueblo coreano y dispensa repetidamente grandes benevolencias para que todos ellos dignificaran su vida con vigor juvenil.

Cuando el Secretario General llegó al lugar, todos los reunidos dieron fervientes aclamaciones hacia él, general de acero sin igual y bandera de todas las victorias, que exalta a todo el mundo la dignidad e invencibilidad de la Corea socialista continuando firmemente la tradición de la victoria del 27 de julio y el espíritu heroico que invistieron de gloria eterna y fama a nuestra patria.

Él volvió a rendir homenaje a los participantes en la Guerra de Liberación de la Patria quienes frustraron la invasión bandidesca del imperialismo norteamericano registrando los ensangrentados méritos militares en la guerra revolucionaria más enconada que nunca y crearon el excelente ejemplo de defensa de la patria y la revolución y la guerra clasista a ser mantenido generación tras generación. Pese a su envejecimiento, ellos constituyen hoy día también la fuerza y puntal espiritual irremplazables para el Partido y pueblo de Corea.

Todo lo valioso de la muy digna Corea socialista está vinculado con los méritos inmortales de los defensores de la patria de la década de 1950 y los preciosos bienes ideo-espirituales de esta generación triunfadora en la guerra constituyen la sangre y carne de los descendientes y el elemento nutritivo de la vida y lucha, apuntó y prosiguió que eso es la fuente de invencibilidad de nuestra patria.

Se fotografió con los veteranos exponiendo su férrea voluntad de convertir la tierra patria, que la generación triunfadora que defendió a costa de la vida y vino apoyando con patriotismo, en el paraíso socialista poderoso y próspero donde todo el pueblo viva felizmente.

Terminada la filmación, volvieron a estallar las estruendosas vivas.

El Secretario General tomó cordialmente las manos de los veteranos, que se le acercaban llorando de emoción, y extendió largo tiempo un saludo afectuoso deseándoles la salud y longevidad.

El mismo día, el Secretario General se reunió con los conferenciantes de la rama de conservación de objetos de interés histórico-revolucionario vinculados con la guerra, participantes en la VIII Conferencia Nacional de Veteranos de Guerra, y se tomó una foto de recuerdo con ellos.

Se encontraban muy emocionados y jubilosos los guías que esperaban el momento de cumplir el deseo más grande de la vida, o sea, retratarse con el entrañable Secretario General en el gran centro de educación en la tradición de victoria que transmite las imborrables proezas del PTC por el triunfo en la guerra.

Cuando el Secretario General llegó al hall central del Museo Conmemorativo de la Victoria en la Guerra de Liberación de la Patria, todos los participantes aclamaron con todo fervor hacia él quien les citó al gran festival de los triunfadores para celebrar solemnemente el día de victoria eterna de nuestra gran patria y les concede repetidas muestras de afecto y confianza.

Él les estimuló cordialmente para que cumplan sinceramente su deber de vanguardia ideológica con el orgullo excepcional de trabajar en el lugar sagrado donde están registradas las gloriosas hazañas revolucionarias del Presidente Kim Il Sung, artífice de la victoria fulminante en la Guerra de Liberación de la Patria.

Al evaluarlos como encargados directos y medulares que dan a entender a las masas la historia de guía del Partido por la victoria en la guerra, les instruyó adquirir el alto nivel político-teórico, buena oratoria y conocimientos profundos para impartir las lecciones de manera popular, vívida, sincera e impresionante y preparar así a los habitantes, oficiales y soldados del Ejército Popular, los jóvenes y niños escolares como revolucionarios consecuentes que trabajan con abnegación por el Partido y la patria, al igual que la primera y segunda generaciones de la revolución.

Todos los reunidos tomaron la firme decisión de cumplir su responsabilidad y deber de propagandista y educador que inyecta en el corazón de todos los habitantes, oficiales y soldados del Ejército Popular y nuevas generaciones el temperamento de lucha heroica de la gran década como espíritu eterno e instrumento de lucha y avance, considerando la gran confianza del Secretario General como riqueza más valiosa de la vida.

Dejar una respuesta