KHED DPRK RPDC, Kim Jong Un

Kim Jong Un recalca la conciencia pura del pueblo trabajador en el 74º aniversario de la República Popular Democrática de Corea

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando todo el país acoge éste 9 de septiembre el 74º aniversario de la fundación de la gloriosa República Popular Democrática de Corea, se siente más orgulloso el pueblo coreano que glorifica a la vista de todo el mundo su patria socialista, dignificada por la soberanía y poderosa con la autarquía y autoconfianza.

Con la convicción y voluntad inconmovibles de dar continuidad con victoria eterna a la historia brillante de la RPDC que dio inicio a la construcción de un Estado socialista centrado en las masas populares y creó el modelo de la época del país próspero y ejército poderoso, admirado por el mundo entero, todos los coreanos celebran con mayor significado y solemnidad el día de cumplimiento de la autóctona causa de fundación del Estado.

El festejo de la fiesta nacional tuvo lugar con solemnidad la víspera por la noche al pie de la colina Mansu en esta capital, donde están erguidas las estatuas de bronce de los grandes Líderes Kim Il Sung y Kim Jong Il, exploradores y líderes del proyecto de construcción del Estado socialista.

Participó en la ocasión el estimado camarada Kim Jong Un, Secretario General del Partido del Trabajo de Corea y Presidente de Asuntos Estatales de la RPDC.

La sede del acto, acondicionada originalmente en la explanada entre el Palacio de los Congresos de Mansudae y el Teatro del Pueblo, estuvo repleta de los capitalinos de distintos estratos y los jóvenes y estudiantes, que se reunieron para celebrar el día de nacimiento del gran Estado.

Dieron inicio al acto el descenso de un infante paracaidista y el vuelo de habilidades de la aviación de combate.

Los participantes enviaron aplausos fuertes al paracaidista que caía desde el cielo nocturno de septiembre con la bandera nacional que simboliza la dignidad e invencibilidad del Estado justo y poderoso y significa el orgullo y felicidad y el futuro maravilloso del pueblo coreano.

Los aviadores del Ejército Popular de Corea realizaron vuelos diestros rindiendo homenaje al gran Comité Central del Partido que con la idea destacada y dirección enérgica, forja el futuro mejor por la patria y el pueblo y los orienta por la senda victoriosa.

La multitud aclamó y aplaudió cada vez que ellos cumplían distintos movimientos de aviación muy difíciles disparando fuegos artificiales y dejando estelas de humo en forma de abanico.

Mientras se interpretaba la música de bienvenida, salió a la sede del festejo el estimado camarada Kim Jong Un junto con la señora Ri Sol Ju.

En ese instante, todos los participantes aclamaron a toda voz rindiendo homenaje al estimado camarada Kim Jong Un, destacado dirigente de la revolución jucheana, símbolo del poderío de nuestro Estado y bandera de todas las victorias y glorías, que dejó abierta la nueva época de la potencia con su larga previsión, férrea convicción y destacado liderazgo.

Los integrantes de la Organización de Niños de Corea obsequiaron los ramos de flores al Secretario General y su señora.

Respondiendo a las aclamaciones entusiastas, el Secretario General extendió un cordial saludo a todos los participantes que acogen el día de fundación de la RPDC.

Participaron además los cuadros del Partido, el gobierno y el círculo militar, los diputados a la Asamblea Popular Suprema, los asistentes al acto, los funcionarios de ministerios y órganos centrales, los matriculados de las escuelas revolucionarias y los capitalinos.

Se efectuó con solemnidad la ceremonia de izada de la bandera nacional en el asta del Palacio de los Congresos del Estado.

Cuando repercutía la canción «Nuestra bandera nacional», los guardias de honor del EPC entraron portando la sagrada y gloriosa bandera nacional de la RPDC.

En medio de interpretación del himno nacional de la RPDC y la iluminación deslumbrante, subió hacia el asta la bandera de la potencia, que había izado el Presidente Kim Il Sung en el momento de fundación del Estado, se ha defendido con el fusil del Songun por el Dirigente Kim Jong Il y flamea alto en todo el mundo y el cielo de nuevo siglo por el estimado camarada Kim Jong Un.

Los guardias de honor del EPC izaron despacio la bandera nacional, que refleja la historia de más de 70 años de la patria y promete su futuro próspero, en el cielo donde saltaban a la vista las letras «9 de septiembre» y «celebración».

Todos los participantes rindieron homenaje a la enseña nacional con el creciente orgullo, pasión patriótica y convicción del futuro.

Se lanzaron los fuegos artificiales en el firmamento de septiembre donde se flameaba la bandera nacional de la potencia.

Comenzó la gran función teniendo como trasfondo el Palacio de los Congresos de Mansudae, levantado en la parte céntrica de esta capital como gran monumento de la época del Partido del Trabajo mostrando la majestuosidad del Poder de la RPDC que se ha fundado por la voluntad general de todo el pueblo coreano y manifiesta su poderío invencible con el apoyo y confianza absolutos de éste.

Los artistas llevaron a la escena las canciones del pueblo dedicadas a la patria madre, las odas al socialismo y al Partido del Trabajo, descritas nuevamente, que repercutieron en alto en el curso de construcción de la RPDC y el trayecto de su desarrollo.

Resonaron solemnemente la «Canción de la proclamación de la República Popular» y el «Himno al Mariscal Kim Il Sung«, que estremecían todo el territorio patrio reflejando el gran orgullo y júbilo del pueblo como dueño del Estado soberano e independiente, fundado por primera vez en la historia nacional.

Los ejecutantes alabaron en tono poético las indelebles hazañas del Presidente Kim Il Sung quien dio inicio a la causa de construcción del Estado centrado en las masas populares y convirtió la patria en un Estado socialista independiente, autárquico y autodefensivo.

La poesía en narración «Patria radiante» vertió loas sobre la fuente de las fuerzas inagotables de la victoriosa y gloriosa RPDC que apareció como fruto de la revolución del Juche sobre la base del ideario Iminwichon (considerar al pueblo como cielo).

Conmovió mucho a los espectadores la poesía que expresó el sentimiento ideológico de todo el pueblo, según el cual el socialismo al estilo coreano, herencia de noble vida de los líderes populares sin iguales, es la gran patria que deben apoyar y amar eternamente compartiendo el mismo destino y dedicando todo lo suyo.

Hicieron recordar la historia de más de 70 años de la RPDC las canciones de lucha y creación, nacidas en el trayecto de defender y glorificar el país del pueblo, unido monolíticamente en torno al partido compartiendo la misma ideología, propósito y afecto.

Impresionaron mucho a los espectadores las piezas que hacen recordar el trayecto heroico del pueblo indoblegable que bajo la guía de los líderes antecesores, sentó en esta tierra el cimiento de prosperidad del Estado superando las dificultades inauditas de generación en generación y siglo tras siglo.

Las odas al PTC y las canciones famosas del tema de patriotismo sublimaron el ambiente de la función signada por el orgullo de la tradición de gran unidad, avance y victoria y alabaron la grandeza del PTC que condujo sabiamente las grandes victorias y cambios seculares de la RPDC a registrarse en la historia nacional.

Arrancó efusiva ovación del público la función en que se constataban la fidelidad de acoger todas las glorias en la vía de seguir al gran Comité Central del Partido y la unidad monolítica marcada por el patriotismo.

Terminó la gala artística con las canciones «Iremos siempre por nuestro camino» y «Nuestra bandera nacional», marchas de la gran época de Kim Jong Un.

Se lanzaron otra vez fuegos artificiales.

La sede del festejo estuvo caldeada por la convicción y voluntad de los habitantes y los oficiales y soldados del Ejército Popular de adelantar el futuro radiante de potencia próspera y por el ferviente amor a la gran patria.

El Secretario General respondió cordialmente a las aclamaciones de los participantes y les extendió un saludo de estímulo.

Mostrándose muy satisfecho por la exitosa función, él subió a la escena donde felicitó a los artistas y se retrató con ellos.

El festejo por el 74º aniversario de fundación de la RPDC se registrará en los anales como festival político significativo en que se ha manifestado la férrea voluntad de todos los habitantes del país y los oficiales y soldados del Ejército Popular de forjar nueva era de potencia próspera bajo la guía del gran CC del Partido, guardando en lo profundo de corazón la verdad infalible, enseñada por la historia de la patria sagrada.

El estimado camarada Kim Jong Un se reunió esa misma noche con los innovadores de trabajo y los ameritados participantes en los festejos del aniversario 74 de la fundación de la RPDC para felicitarles y estimularles.

Los participantes se encontraban colmados de emoción y júbilo por tomar una foto de recuerdo en la colina Mansu donde están erigidas las estatuas de bronce del Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il, el primero fundador y ambos constructores de nuestro digno Estado.

Cuando el Secretario General llegó al lugar de filmación, todos los participantes le dirigieron vítores y agradecimiento a él quien coloca a las masas trabajadoras en la cima de felicidad y honor apreciando la vida y lucha de ellas.

Saludando cordialmente a los participantes, él felicitó a los invitados a los actos por el día de fundación de la RPDC con el orgullo excepcional de haber contribuido a la prosperidad y desarrollo del Estado socialista.

Dijo que el PTC y el gobierno de la RPDC aprecian más que un montón de oro los esfuerzos patrióticos y la conciencia pura del pueblo trabajador en aras de la patria madre. Y les evaluó como verdaderos representantes del pueblo y auténticos patriotas que velan y trabajan con dedicación para aligerar cargas del país anteponiendo la obligación cívica al derecho a disfrute.

Tras evaluar altamente la noble concepción de vida y las proezas de los trabajadores patrióticos quienes tomando como verdad absoluta las líneas y políticas del Partido y el Estado y realizando esfuerzos incansables, desempeñan un papel medular y vanguardista en los respectivos puestos y centros de trabajo como primeros defensores del socialismo y creadores de nueva innovación.

Se ofreció en el jardín del Palacio de los Congresos Mansudae un banquete opíparo en honor de ellos con la presencia del estimado camarada Kim Jong Un y la estimada señora Ri Sol Ju.

Estuvieron presentes también Kim Tok Hun, Jo Yong Won, Choe Ryong Hae, Pak Jong Chon, Ri Pyong Chol y otros cuadros del Partido, el gobierno y el círculo militar.

Kim Tok Hun, Primer Ministro de la RPDC

En la ocasión hubo un discurso de felicitación.

La sede de recepción estaba llena de alegría de los participantes que pasaban un tiempo feliz compartiendo el sentimiento fraternal con el gran Padre.

El Secretario General estimuló cordialmente a los innovadores de trabajo y ameritados averiguando el estado de salud y éxitos de trabajo de ellos que laboran con abnegación por la prosperidad del país y el bienestar del pueblo.

Subrayó que el poderío del Estado se basa en cada creación y éxito de trabajo que entrañan la inagotable pasión patriótica y los esfuerzos infatigables del gran pueblo, y expuso la esperanza de que en el futuro también, los participantes vivan con la honra de precursores de la época de que se enorgullecen la patria y el pueblo.

Todos los asistentes tomaron el juramento de fidelidad y compensación de trabajar con total entrega por la prosperidad y desarrollo de la patria madre, eterno nido del pueblo, considerando como tesoro más valioso de la vida el afecto fraternal y gran confianza del Secretario General.

ACNC

Dejar una respuesta